T. +34 639 779 053 | grupoanalisis@grupoanalisis.com
jueves, abril 9, 2020
/

1. ¿Cómo atiende Ud., de forma individual o en grupo? 

/

Es una pregunta que posiblemente genere mucho miedo y frene la posibilidad de asistencia; porque si normalmente tenemos aversión a trabajar nuestras cosas con los demás y aceptamos con cierta dificultad el abordarlas con un profesional, lo normal es que la reacción lógica de alguien que acude a un psicólogo por primera vez, y más si su bandera es lo grupal, sea la de buscar otro que no tenga esta señera.  Es decir, en cómo se presenta un profesional está la clave de la valoración, fiabilidad y confianza que ese profesional tiene y despierta.

Básicamente trabajo de forma individual. Esto lo he hecho de siempre y espero seguirlo haciendo en tanto que tenga fuerzas y ganas de trabajar. Cuando comencé la profesión en 1975 aprendí a establecer una relación individual con todo el mundo. Estaba en aquellos momentos en Bilbao, en el Servicio de Psiquiatría del  Hospital de Basurto y allí como en todas partes acudían las personas de forma individual, y así se las trataba. Es muy raro o muy poco frecuente que vengan parejas o grupos de dos o más personas buscando una ayuda psicológica para todos ellos. En ocasiones también vienen parejas jóvenes y no tan jóvenes, matrimonios que buscan una ayuda para salir de la situación de crisis o de tensión en la que se encuentran. Pero esto no es óbice para que mi actividad principal se desarrolle individualmente.

O sea, atiendo de forma individual. Eso significa que cuando una persona llama pidiendo hora, busco en qué momento podemos encontrarnos y nos vemos esa persona y yo. Nadie más.

Es así porque aunque nuestros problemas tengan que ver con las relaciones que establecemos con los demás, aunque nuestro malestar guarde conexión con las personas con las que nos relacionamos, el problema lo presenta siempre una persona; y es ella a la que hay que atender.  Quizás es la persona más sensibilizada, o la que más sufre; por lo que hay que atenderla a ella.

Otra cosa es que todo lo que me cuente lo pueda y lo podamos entender bajo el prisma de las relaciones con los demás, es decir, bajo la perspectiva de ver que todo lo que nos pasa tiene mucho que ver con lo que nos pasa con las demás personas: lo que significa que esa persona es consciente de que está en un grupo en el que hay problemas varios y que ella los está sufriendo. Es decir, nuestras ansiedades, nuestros miedos y dudas, nuestras fobias y temores, nuestras inseguridades, ideas absurdas, reacciones anómalas tienen siempre relación con las relaciones que tenemos y seguimos teniendo con las personas que nos rodean. Y siempre, siempre, nos rodean otros individuos: en el trabajo, en la calle, en la familia…, siempre. El ser humano es grupal en su más íntima esencia.

Añadir un comentario